Poesía

LA VIDA MÁS AJENA.

[Que se abra el telón]

Como las traiciones de los engañados,

van llegando desde tus últimas horas, pequeña viajera,

los calumniadores han hecho la casa del mal!

hay aún lágrimas tras la muerte,

¡pero no más!

cavaron hondo en la anchura de su lujuria,

asesinaron al padre! cazaron a traiciones y sexo malsano mis intentos inocentes

REASON I

                          son las hojas del invierno que van llegando

son los sollozos de un alma violada los que se escuchan en el corredor

hay millones de niños  vejados ahogándose de dolor en las casas habitadas

rompieron los cronómetros los hacedores de mal por imputaciones

no hay desiertos tras las noches en el centro del pecado

camina la única temblando de miedo tras su fallida marcha

II

las apariencias engañaron a los estafadores autoengañados

desde su nave escondida mutiladamente los extranjeros roen de gozo profano

persuadieron con cánticos hechizantes al Destino

sus obsesiones inválidas socavaron la vida de la pequeña viajera,

(abandona su comunidad LIBRE)

III

y el espejo donde miraba con colirio aterrorizada de dolor

aquel reflejo, sin jamás mostrar aquello ansiado, le rompía el alma.

IV

    Encuentra mi amor tras la estela de mi muerte!

entierra el cadáver de mi olvido

han contado los hacedores de mal las mentiras del siglo

me han señalado a gritos

V

Mientras un puerco escritor,

en zacatecas, apura su alcohol,

un chino travestido ha quemado cada centímetro de su epidermis,

el caucásico satanista fingía la cruzada de sus fetiches,

arde el mundo de las pasiones vanas

las risas de sus apuestas apestosas han sangrado mil familias.

VI

Para el pueblo la culpable, para Ella era la víctima de sus suciedades delirantes papeletas sin razón entre palabras sobre voluntades extinguidas engañan las reales posiciones.

VII.

Sus venganzas lujuriosas dirigieron

tras el primer corte las mentiras de los otros,

y ella no entendía su ausencia

construyendo un puente va la pequeña viajera

no existían más días

VIII

colgando le iba el trozo de su suplicio,

tantas pildoras,

más de dos mil ciento noventa días

saltaron para sepultarle,

una vida más ajena

Anuncios

Melodía miedosa

///Payaso cubista aparece en el escenario, es empujado por serés pintados de colores primarios hasta el medio del escenario donde la luz alumbra más fuerte///

 

Este  río de aplausos arrollará mi corazón infinito

arrancado de la espina

y puesto en el proscenio para orgullo de la nada

Este río de aplausos envenenará de cimas

el invierno de mi grito,

la crisálida de mi cara,

los párpados de luz herida.

¿Cuál será mi sombra

cuando me halle dentro

de la desmedida?

¿Quién seré yo?

 

¿Tendrá razón el vértigo

cuando delimita el infierno

a tres pasos de la gloria

y al cielo

a tres pasos de la caída?

 

Tiemblo

en el punto ciego,

mi ilusión se enferma en pétalos salvajes,

a mi ayer se le hace tarde, cierto,

y mis pies mueren de hambre

puestos en ninguna parte.

¿De qué servirá tanto corazón en el aire? ,

dices,

si no acabo la jugada

del soñar.

Se oyen las realidades

a medio hacer

al otro lado de mi contrariedad.

 

Dices que hay quien salva los colores

de la melodía del laberinto

y, sin embargo, no los he visto yo.

Dices que es necesario

y con mi pasión lo certifico,

pero, más allá del grito,

admite,

nadie sabe,

¿quién seré yo?

 

 

///llega al destino cuando termina de hablar y vuela///

Lo que me dijo el fantasma de tu cuarto

I

En el espejo siempre me extrañó no ver un monstruo.

Para volar de aquí me volé la cabeza.

Para volar de aquí me violé la tristeza,

me lancé de la certeza

de una orgía de torpezas prostituídas

por una risa pianística

de psiquiatra publicista,

me lancé de la crudeza

de un destino extraviado

de las manos de un abril

malabarista,

en una pirueta de luz ominosa

a la imagen y semejanza

de mi trinchera pecaminosa

subí a los lomos del desaire,

en aquella mañana de sangre,

en busca

del arrullo de la hierba septentrional

II

Marionetas pudriéndose al sol

son mis palabras,

las olas del apocalipsis en un hola

al vendedor de venenos

de mi aliento en la luna

de mi cuerpo perdido en el abismo

estelar

III

Un amor que nunca estuvo a la altura de mi llanto

me dejó un camino de perlas deformes

por el que llegar

a la sonata de las nubes

Un clamor que nunca estuvo a la altura de mi canto,

me llenó el bolsillo de arenas para seducir a las moscas

Fui el señor del vasto deshielo de los girasoles

IV

Pero nunca me fui de aquí.

Yo sigo en la cárcel de una pena

sin astros

y al mirarme al espejo

veo la estela de un vuelo

hacia muy lejos de mí.

LASTCHANCE

dedicado a mi familia.

Cansada desde entonces,

 he visto un silencio final,

carezco de mil paciencias

una firma tras mi vida más soñada

punto y aparte

soy yo

abrazando mi lejanía

I

Existen letras por descubrir

en este puente sin derrumbar.

II

Florezco al dejarlo todo

una ultima instancia es mi mayor intento

cierro la herida fundamental

OneandHit

Siempre,

siempre,

aún susurras tras el velo

son sueños!

oculto todo tras murallas blanquecinas

resquebrajados pedazos de mí

tuyos en silencio.

llora la supliciada su carencia

habitan palabras todo recinto de tus días por venir.

WallsOfBlvd.

“Yo miro dónde no hay,

tú observas para encontrar,

ellos callan logrando entender.

Construyendo la caída de Troya.

LastBlueRose

Intentos sordos por gritarme los días,

aquí hay cristales que suspiran mis muertes,

¿me he salvado acaso?

sola

una rosa ha caído de mis venas

lágrimas corren un océano de penas,

los cuadros pintan los sueños de una vida ausente.

 

I

A donde tras tus ojos,

hay una sonrisa llena de amor.

II

No te engañes de olvidos siquiera

observa

galaxias de rosales por nuestro amor

bajo el árbol del Oro y la Plata

instantes de contemplación eternos para mí

es la fuente de un compromiso tan acusado.

III

No me culpes de indiferencia

al acoso sentimental

quizás llegabas al final de todas las cosas

llévame a dónde cada final donde sea la apertura.

  Sin cubrir los agujeros de mi ausencia.

th_A16917

GIRL of UNIVERSE

Me va clamando el cielo

                 esta ausencia en otra Tierra,

 

partí [dos] mis días por venir,

                      ¡oh estos destinos tan míos!

-Mucho antes de tu marcha,

ya te habíamos perdido – dijo tan triste.

 

Dónde clama mi corazón.

 

Al otro lado del yo.

Iba por el parque buscando la perfecta combinación de voces y luces, iba recortando escenas, retorciendo sombras, exprimiendo temblores, jugando a enredar el misterio en los hilos gastados de mi córnea. Todo como suele ocurrir corría, el frío, el desmayo, los pájaros esquivos, el crugir de las hojas bajo mi paso…Las gentes pasaban como manchas abstractas de un pincel impresionista mientras yo creía estar en mí más que nunca, disfrutándolo. Pero, como fruto de un rayo, la autocomplaciencia cayó, y me hallé con el hambre derramándose de los ojos. Miré hacia mis extremidades y allí estaban, lass manos que eran mías, pequeñas como hechas de arena sonrosada, y mis zapatos cubriendo mis pies, que puestos sobre la tierra parecían querer confirmar que estaban puestos sobre alguna certeza esperando, esperándome, esperando el próximo movimiento de la partida. Como preguntándome “¿Y ahora qué?”. Pese a tener la conciencia de que la quietud antes del movimiento es algo natural y cotidiano me molestó histericamente pues lo sentí como una orden que no podía burlar. Con furia di una patada a las hojas de las que escapó, contra todo pronóstico, una mariposa roja y naranja, de vivo color,  de proporciones atávicas, carnal y quimérica, de éxotico terror, casi monstruosa. Y ella revoloteaba hipnótica sin temor alguno como un cirio en la penumbra de mi silencio. Y yo no era más que una roca, una estatua de preguntas enmudecidas. Y yo, que no corro cuando hay que correr, y me quedo cuando no hay que quedarse, permanecí imóvil, fascinada y temblorosa, rendida a su revoloteo críptico en torno a mí, con los ojos dolorosamente abiertos. Tras unos revoloteos más se fue perdiéndose en la noche de los árboles, devolviéndome el aliento y el ruido a cuenta gotas. Y me quedé pensando, ahí mismo, y un poco riéndome como una idiota, pues tan simbólico y profundo era lo imposible que era mucho más real que yo.

 15235920_10154817261393648_4993660128734115120_o

Poema con títulos de vídeos de RIMBEL35

¡ESTAN EN TODAS PARTES!

LOS ÁNGELES CAÍDOS

QUE NOS COMEN DESDE LA SOMBRAS

.

¡ABRE LOS OJOS!

SOMOS

EL PLANETA-CÁRCEL DE LOS REPTILIANOS

.

PARA SALIR DE MATRIX HAY QUE VENCER LA DUALIDAD

ACTIVA TU GLÁNDULA PINEAL

.

¿QUIÉN VA A DETENER EL FENÓMENO DE LOS “PAYASOS ASESINOS”?

.

¡NO CAIGAS EN LA TRAMPA!

OBAMA Y HILLARY HUELEN A AZUFRE

VLADIMIR PUTIN ES INMORTAL

 ¡ADMITE QUE NO SON HUMANOS! 
……..

-¿QUIÉN SOY YO?

-EL EXPERIMENTO DEL ESPEJO.

……

¿NOS ESPERA UNA TRAMPA DESPUÉS DE LA MUERTE?

¡PRESTA ATENCIÓN A TUS SUEÑOS!

………………………………………………

LA REBELIÓN HA COMENZADO

LA REBELIÓN HA COMENZADO

LA REBELIÓN HA COMENZADO

BEBÉ ALIEN CAPTURADO POR
LAS DIMENSIONES CUÁNTICAS

EL DÍA QUE EL SOL SE DETUVO

SE ACERCAN A LA TIERRA
SE ACERCAN A LA TIERRA
SE ACERCAN A LA TIERRA

EL BESTIARIO CELESTE

 

¿QUIÉN ESTÁ ABRIENDO PORTALES DIMENSIONALES EN LOS CIELOS DE TODO EL MUNDO?

EL PODEROSO MAGO

EL CABALLERO NEGRO

EL GRITO MORTAL DE LA MANDRÁGORA

SOMOS

LOS DEMONIOS DEL PASADO

EL ALIMENTO DE LOS DIOSES

EL PLAN DE LOS GRISES

LOS SECRETOS DE LOS DUENDES

CIUDADES EN LA LUNA

LA NUEVA ENFERMEDAD

RECUERDOS DE UN DIOS SUMERIO

https://www.youtube.com/user/RIMBEL35/featured